Exceso de Acomodación.

 

Descripción

La acomodación es la capacidad que posee el ojo para enfocar de lejos y cerca cambiando su potencia al modificar la curvatura del cristalino mediante la contracción o relajación de unos músculos llamados ciliares.

El exceso de acomodación aparece cuando la capacidad para relajar la acomodación está reducida. El ojo tiene una respuesta acomodativa excesiva ante el estímulo que está mirando, es decir, realiza un esfuerzo acomodativo superior al necesario. Debido a esta condición puede aparecer la denominada miopía artificial.

Al niño/a le cuesta ver de lejos, por ejemplo la pizarra, después de estar realizando tareas de cerca como la lectura, porque le cuesta relajar la acomodación.

Esa disfunción, una vez detectada y tratada, puede permitir al niño/a volver a ver de lejos y cerca con entera facilidad.

 

Síntomas

-Visión borrosa tanto de cerca como en lejos, y dificultad  a la hora de cambiar el enfoque de cerca a lejos o viceversa. Este síntoma puede ser variable en función de la hora del día y generalmente empeora a última o tras realizar una tarea de cerca de forma prolongada.

-Visión doble cuando se mira algún objeto alejado.

-Dolor de cabeza tras realizar una tarea de cerca como, por ejemplo, la lectura.

-Pérdida o falta de concentración.

 

Signos

-Ojos enrojecidos y escozor.

-Lagrimeo y sensibilidad a la luz.

-Pupilas pequeñas.

Los problemas acomodativos en los niños suelen provocar rechazo a realizar las tareas escolares, por lo que es conveniente detectarlos y corregirlos lo antes posible.

 

En caso de que un niño presente alguno de estos síntomas o signos, es recomendable visitar a un óptico-optometrista u ofatlmólogo para que le realice una revisión visual, con su ayuda seguramente podrá ver mejor.