Insuficiencia de Acomodación.

 

Descripción

La acomodación es la capacidad que posee el ojo para enfocar de lejos y cerca cambiando su potencia al modificar la curvatura del cristalino mediante la contracción o relajación de unos músculos llamados ciliares.

En ocasiones, los ojos tienen dificultad para activar o mantener toda la acomodación necesaria para ver enfocados objetos cercanos. Esta condición es conocida como insuficiencia de acomodación. A veces aparece por sí sola y otras veces puede ir acompañada de otros problemas visuales de origen binocular.

Según la edad los ojos disponen de una capacidad de acomodación, que es la cantidad total de dioptrías que el sistema visual puede poner en juego para afrontar un esfuerzo de enfoque.

Esta condición se caracteriza porque el paciente presenta una capacidad de acomodación menor al valor esperado para su edad.

 

Síntomas

Comienzan al poco tiempo de iniciar la tarea en visión de cerca. Se manifiesta con la aparición de:

-Visión borrosa o visión doble.

-Dificultad en la lectura, sensación de movimiento de las letras al leer.

-Pérdida de concentración y menor comprensión lectora de lo esperado por la edad.

-Sensación de somnolencia, molestia ante la luz.

En algunos casos esta condición es asintomática, a veces, porque el niño abandona la tarea antes de que aparezcan las molestias o cuando empiezan a aparecer.

 

Signos:

-Lagrimeo.

-Ojo rojo.

-Cuando miramos de cerca y se pone en funcionamiento la acomodación, se produce miosis pupilar, por lo que estos niños suelen tener las pupilas pequeñas.

Los problemas acomodativos en los niños suelen provocar rechazo a realizar las tareas escolares, por eso es conveniente detectarlos lo antes posible.

 

En caso de que un niño presente alguno de estos síntomas o signos, es recomendable visitar a un óptico-optometrista u oftalólogo para que le realice una revisión visual, con su ayuda seguramente podrá ver mejor.