La Miopía.

 

Descripción

 

La miopía es un defecto visual refractivo que provoca un desenfoque en la retina de los objetos situados en la lejanía. La borrosidad se produce porque la imagen de los objetos lejanos no se forma sobre la retina sino en un plano anterior a ella. Puede ser debido a que el ojo es más largo de lo que debiera o porque la potencia de la córnea o del cristalino es superior a lo deseado para conseguir una óptima focalización.

En la aparición y el desarrollo de la miopía pueden influir dos factores. Uno de ellos es el genético y otro el ambiental.

 

Síntomas

-Visión borrosa a la hora de ver la pizarra o la televisión de lejos.

Signos

-Los niños suelen guiñar los ojos.

-Los niños se acercan mucho a la televisión.

-Los niños tienden a acercarse mucho a los textos o a los dispositivos cuando hacen tareas de cerca.

 

La miopía cada vez en más frecuente que aparezca en niños de más corta edad y puede ir aumentando su cantidad con rapidez en algunos casos.

Para prevenir la aparición y el desarrollo de la miopía es imprescindible vigilar el trabajo en visión próxima con una correcta ergonomía visual.

 

Factores como la iluminación, postura de trabajo y una distancia mínima de lectura serán determinantes para una prevención eficiente. El óptico-optometrista podrá hacerle las recomendaciones adecuadas en relación a estos factores e incluso recomendar ejercicios visuales que ayuden a prevenir la aparición de la miopía.

 

En caso de que un niño presente alguno de estos síntomas o signos, es recomendable visitar a un óptico-optometrista u oftalmólogo para que le realice una revisión visual, con su ayuda seguramente podrá ver mejor.