Motilidad Ocular.

 

Descripción

 

Para que un niño pueda obtener una visión cómoda y nítida a todas las distancias tiene que contar con un sistema visual eficaz, y para ello, es imprescindible que haya aprendido a realizar unos movimientos oculares adecuados.

 

Síntomas

 

Si un niño no es capaz de mover sus ojos correctamente cuando realiza las tareas de lectura y escritura, o cuando tiene que seguir las explicaciones del profesor en la pizarra, puede manifestar los siguientes problemas.:

- Se niega a leer o dice que no le gusta.

- Repite sílabas o palabras leídas.

- Lectura lenta, se ayuda con el dedo para leer y mueve la cabeza al leer para seguir la línea.

- Confunde o invierte las letras, se salta líneas, letras o palabras, o se pierde de línea.

- No comprende bien lo que lee y tiene poca memoria visual.

- Cuando lee se cansa antes que el resto de sus compañeros.

- Muestra mejor comprensión oral que escrita.

 

Signos

 

- Se acerca demasiado al leer o escribir.

- Se tapa o cierra un ojo al leer o escribir.

- Tiene dificultades para escribir en línea recta y mantener el espacio entre líneas y palabras.

- Tacha o borra con frecuencia sobre lo que escribe.

- Cuando copia de la pizarra o de un libro suele tardar más que el resto de sus compañeros y/o comete errores.

 

En caso de que un niño presente alguno de estos síntomas o signos, es recomendable visitar a un óptico-optometrista u oftalmólogo para que le realice una revisión visual, con su ayuda seguramente podrá ver mejor.